Con el DISCURSO INICIO DEL CICLO LECTIVO 2009, dado por la Sra. Directora Adriana Passo, del Nivel Primario, contamos brevemente la historia fundacional de nuestro colegio.-

Buenos días, a todos: alumnos, familias, personal docente. Buenos días a todos los que formamos parte de la comunidad educativa del colegio Juan José Passo.

Este ciclo lectivo, lo comenzamos de una manera muy especial, ya que el colegio cumple 50 años, el 1ª de abril. Cincuenta años de actividad ininterrumpida dedicados a la educación de niños y jóvenes.

Como alumna fundadora les voy a contar un poco la historia de su fundación. A fines de 1958, llegó a Bahía Blanca un joven matrimonio con sus 2 hijas chiquitas, una de 5 años y la otra de 4 años, a radicarse a la ciudad con fines laborales.

Este joven matrimonio, compuesto por el Lic. Alberto Passo y su esposa la profesora Susana Segret, comenzó a buscar un jardín de infantes, para sus hijas, que fuera laico, y que enseñara Inglés dentro de sus programas de estudios. Buscaron por toda la ciudad pero no lo encontraron.

En ese entonces, no había en Bahía Blanca ninguna escuela con esas características.

El Sr. Passo pensó: “no puede ser”, y con coraje, decidió, ir a visitar al cónsul inglés que residía en la ciudad y era el gerente del antiguo banco de Londres de Bahía Blanca (Estaba frente a la plaza Rivadavia)

Conversando con ese cónsul, en un momento de la conversación este diplomático le dijo al Sr. Passo: “A los bahienses no les importa una escuela como la que usted quiere para sus hijas, los bahienses son muy indiferentes”.

Las entrañas del joven Passo se retorcieron y se endurecieron. Esas palabras de un extranjero estaban dirigidas a los argentinos, a los bahienses para ser más exactos, entonces con decisión el Sr. Passo le dijo: “será cuestión de que alguien lo funde”. El cónsul le preguntó: -¿Usted se anima?- “Por supuesto”-  dijo el Sr. Passo. -Yo lo voy fundar, le doy mi palabra” – Muy Bien- dijo el gerente inglés y llamó al contador del banco y le dijo que ayudara al Sr. Passo en todo lo que necesitara.

El joven esposo llego al departamento donde vivía con su esposa y sus hijas y le dijo a su señora: -¿A que no sabés lo que hice? Fundé un colegio, dí mi palabra ahora no me puedo volver atrás.-

Alquilaron una casa en la calle Belgrano 38 al lado del hotel Belgrano (que todavía no estaba construido). Empezaron a hacer publicidad en el diario local y la radio AM local, repartieron folletos casa por casa. Y hasta saben que? Un amigo de ellos tenía una avioneta y desde el aire arrojaban los panfletos con la propaganda.

La decisión del nombre fue algo importante se lo llamó, en sus comienzos, “Liverpool College”, en reconocimiento al puerto inglés que fue el primer puerto en el mundo en comercializar con la República Argentina después que nos independizamos.

Una mesa prestada, una máquina de escribir prestada, un registro de inscripción de alumnos y a esperar la inscripción. Encargar los bancos a la única fabrica del momento que estaba en Buenos Aires La fábrica Esteban Albano.

Algo que les voy a contar es que una de las dos hijas de ese joven matrimonio soy yo y la otra mi hermana la Sra. Susú que es la directora del secundario. Y bueno, la primera alumna inscripta fui yo, y la segunda fue mi hermana. Todavía figuramos en los antiguos registros. (estamos en la foto de la primera promoción del Jardín de Infantes)

El 1º de abril de 1959, se inicia el primer ciclo lectivo, la primera directora se llamaba Rita Lipper, que era mi abuela, la madre del Sr. Passo, y la primera maestra se llamaba Lía Orío.

El colegio comenzó con una sección de jardín de infantes y un liceo de enseñanza de inglés por la tarde. Los alumnos veníamos a la mañana a castellano y a la tarde a inglés esta modalidad de doble turno duró hasta 1992.

El uniforme era parecido al de ahora, blazer verde, jumper gris, los varones pantalón gris corto arriba de la rodilla invierno y verano. (Antes se usaba que los varones comenzaran a usar pantalón largo recién a los 18 años!) También llevábamos gorro verde, que se dejó de usar porque los vientos bahienses eran un problema!!, medias grises y guantes blancos.

Fue el primer colegio en Bahía Blanca que implementó el guardapolvo a cuadritos en el jardín de infantes. Los niños iban a los jardines de infantes con guardapolvo blanco.

También fue el primer colegio en implementar el transporte escolar en la ciudad. Empezamos con 4 taxis y, pasados los años, tuvimos 4 combis que hacían el transporte de niños del colegio únicamente (como los colectivos escolares de los norteamericanos). Años después esta actividad se empezó a hacer privada.

En 1960 se inició la escuela primaria del colegio, egresando su primera promoción en 1966. Las placas recordatorias están en el hall de entrada, para todos los que quieran verlas o recordar viejos momentos.

Algo para saber es que en 1964 fue el primer colegio en la ciudad en tener laboratorio de idiomas, que ahora lo usa el nivel Secundario, y también el primer colegio que tuvo circuito cerrado de televisión. Hicimos varios programas educativos. Luego se dejó de hacer. El periódico escolar se llamaba Horas Nuestras. Se hacia una edición al año y todos los niños debíamos participar.

Lo difícil era, para la primera promoción rendir examen con los inspectores que venían desde La Plata. Porque, para aprobar al colegio, los alumnos teníamos que rendir exámenes de todas las materias oral y escrito y éramos chiquitos!!! Menos mal que las cosas cambiaron ahora!

Algo curioso es como en 1974, por una disposición nacional que decía que todas las escuelas estatales y privadas debían tener nombres de próceres argentinos, se tuvo que cambiar el nombre de la escuela “Liverpool College” por “Juan José Passo”, en honor al prócer de mayo de 1810, (nuestra familia, Passo, es descendiente de este prócer, 9 generaciones de argentinos).

Siguieron pasando los años, y el colegio se agrandó con nivel Secundario, y luego los niveles Terciarios y Universitarios, este último como sede académica de la Universidad Católica de Salta.

El colegio tiene varios reconocimientos internacionales, y nacionales, pero sin dudas el mejor reconocimiento es el de las familias que han mandado y que mandan a sus hijos a estudiar a este establecimiento educativo.

Es emocionante cuando exalumnos y alumnos fundadores, vienen a  anotar a sus hijos llenos de buenos recuerdos, recuerdos de docentes, de amigos, de calidad educativa, de calidez humana brindada por todos aquellos, que en su momento se brindaron a enseñarles y les dedicaron parte de su vida para lograr , excelentes profesionales, y personas con principios.

Este año trabajaremos, como siempre, brindándoles a ustedes, familias, lo mejor de todos nosotros, pensando siempre primero en los niños, para lograr una mejor educación y formación personal.

Para finalizar en nombre de los fundadores del colegio que son el Director general, el  Licenciado don Alberto Passo y de su señora  la Profesora Susana Segret, en nombre de todo el personal educativo, administrativo y de maestranza les damos la bienvenida,  a este ciclo lectivo 2009.-

Buenos días, bienvenidos a un nuevo ciclo lectivo.

2 comments

  1. El mejor Colegio de Argentina. Tiene que tener mas Colegios en otras Provincias. Faltan colegios como el Passo

    Responder
  2. Hola Charito Susu soy una es de la primera promoción. me conmovió ver la s fotos, estoy en ellas , hasta mi mama y mi tio, que ya no están aquí. Cuanta emoción. Yo soy del Liverpool College, Una vez que pase por Bahía estaba el hno de uds. Para mi seria un enorme placer saber mas. Las abrazo , Berta.

    Responder